Durante los últimos 45 años el Porsche 911 Turbo ha sido el punto de referencia de los deportivos de altas prestaciones que pueden ser utilizados cómodamente en el día a día. Después del lanzamiento del 911 Turbo S, ahora le llega el turno a la siguiente generación de los 911 Turbo Coupé y Cabriolet, que son aún más potentes, rápidos y exclusivos que antes. Gracias a sus motores con 572 hp de potencia (580 PS, 427 kW), 40 hp (40 PS, 30 kW) más que sus predecesores, ambas variantes son capaces de bajar la mágica barrera de los tres segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h, con un tiempo de 2.8 segundos (0.2 menos). Además, sus 750 Nm de par máximo (+ 40 Nm), ahora sin límite de tiempo de overboost (sobrepresión), también son decisivos para lograr esos valores.

El nuevo modelo sigue los pasos de los anteriores 911 Turbo, sinónimo de lujo y prestaciones desde 1975. Cada generación ha seguido siendo una referencia mundial entre los deportivos de altas prestaciones.

El nuevo motor bóxer de 3.745 cc ha aumentado su potencia hasta los 572 hp de potencia (580 PS, 427 kW) y ahora dispone de dos turbocompresores de geometría variable (VTG) simétricos, con válvulas de descarga controladas electrónicamente. Junto con el rediseñado sistema de refrigeración del turbo y el uso de inyectores piezoeléctricos, consigue mejorar la respuesta, el par, las prestaciones y su capacidad para subir de revoluciones. El chasís y la carrocería son más anchos. El eje delantero es más preciso en su comportamiento gracias a un aumento de 42 milímetros en el ancho de vía y a los nuevos neumáticos 255/35 de 20 pulgadas.

Las opciones del sistema activo de estabilización hidráulico del balanceo, Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC), y el sistema de frenos cerámicos, Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB), con pinzas fijas de diez pistones para el eje delantero, suponen una mejora adicional para las características dinámicas del vehículo.

La lista de equipamiento, amplia y de gran calidad, incluye los asientos eléctricos deportivos de 14 reglajes, el paquete Sport Chrono, un volante GT multifunción con levas para el cambio de marchas y un conmutador para los modos de conducción, así como el potente sistema envolvente de sonido BOSE®. También hay numerosas opciones de personalización, entre las que destacan el asistente de mantenimiento de carril, el asistente de visión nocturna, la visión periférica para maniobras de aparcamiento y el sistema de sonido envolvente de alta fidelidad Burmester®.

Porsche 911 Turbo: la referencia desde hace 45 años