Francesco Bagnaia y su Ducati Desmosedici GP22 escriben una página que quedará en la historia del motociclismo, ganando el título mundial de MotoGP 2022.

Por primera vez en la historia de MotoGP, un piloto y una moto de la misma nación ganan el título mundial.

Para Ducati, la única marca no japonesa capaz de ganar un Campeonato del Mundo en MotoGP, este es el segundo Título Mundial de Pilotos, tras el conquistado por Casey Stoner en 2007. 

Un éxito que llega en un momento sumamente positivo para la Compañía desde todos los puntos de vista y que, nunca antes, expresa mejor los valores de “Estilo, Sofisticación y Desempeño” que la caracterizan.