El Gran Premio de la Ciudad de México para la Scuderia Ferrari fue sencillo. Carlos Sainz y Charles Leclerc hicieron lo mejor que pudieron con el paquete que tenían, como también sucedió durante el resto del fin de semana, el F1-75 no tuvo el ritmo para igualar el de los otros equipos principales.

Carlos mantuvo su quinta plaza tras la salida, mientras que Charles consiguió adelantar a Valtteri Bottas, que le había adelantado en la parrilla. Desde las primeras etapas, los dos Ferrari no pudieron mantenerse en contacto con los líderes, aunque claramente fueron más rápidos que el resto del campo. Esto significó que corrieron una carrera en solitario, su única recompensa, un total de 18 puntos.

 La Fórmula 1 ahora tiene un fin de semana libre antes de que se reanude el campeonato con las dos últimas carreras de la temporada, una doble jornada que comenzará con el Gran Premio de Sao Paulo en Brasil el 13 de noviembre.

 

fotos cortesía de Ferrari